Teléfono: (011) 4311-4166 | E-mail: info@tempuspsicologos.com.ar

Blog
Visitas: 56980

Notas de Interés

Área Clínica - Asesoramiento para padres

La angustia en los primeros meses de vida

Lic. Marcela Digiglio

La angustia en estos primeros meses de vida del niño se manifiesta en temores producidos por la interacción de la conducta de la madre en su universo psicológico, todavía muy poco diferenciado. No sólo es el llanto la expresión de esos temores. Se pueden ver otros observables de la angustia en el niño, por ejemplo, el cólico del tercer mes, el eczema infantil, los vómitos provocados, trastornos del apetito, del sueño, trastornos digestivos, angustia del octavo mes, también llamada angustia ante los extraños, etc.

La manifestación de la angustia en el organismo del bebé es importante porque el niño somatiza sus temores a falta de otra forma de expresión. El adulto dispone del lenguaje, habla, dice acerca de lo que le pasa, de lo que lo angustia, pero el bebe no dispone de esa posibilidad.

De todas maneras suelen ser reacciones transitorias, en general frente a una conducta inadecuada por parte de la madre, que desaparecen sin mayores consecuencias.

De lo contrario, si la mamá detecta que estas manifestaciones de angustia se prolongan en el tiempo y toman otras formas como retrasos en el lenguaje, en el control de esfínteres, en la motricidad, en la interacción social, en la integración con otros niños es recomendable consultar a un profesional. A veces se trata de situaciones hostiles en el ámbito familiar, en el jardín, con la persona que lo tiene a su cuidado, disputas entre los padres, situaciones de divorcio, separación, o dificultades en el vínculo entre el niño y uno de los progenitores.

Respecto de las dificultades en el vínculo, podemos citar dos ejemplos:“mamás que absorben a sus hijos impidiéndoles crecer”, “papás que se comportan como niños siendo incapaces de cortar el vínculo entre la madre y el hijo, que se va tornando patológico”.

Siempre cada caso es particular y es importante tener presente que los niños toman como modelo a sus padres y son su único sostén emocional, son su mundo.

Si algo se torna demasiado problemático, estamos afectando directamente al niño. Somos responsables de la salud física y mental de ese niño que eligió nuestra panza para advenir a este mundo.

Marcela Digiglio
Lic. en Psicología
4893-2107 // 15-44299611
amdigiglio@tempuspsicologos.com.ar

Tempus Psicólogos Asociados
(011) 4893-2107 | (011) 15-6191-6128 | (011) 15-4565-6853 | (011) 15-4429-9611

info@tempuspsicologos.com.ar
-.-
diseño web y hosting: www.kalfukura.com