Teléfono: (011) 4311-4166 | E-mail: info@tempuspsicologos.com.ar

Blog
Visitas: 56978

Notas de Interés

Área Forense

PATRIA POTESTAD

Los efectos de la separación o el divorcio sobre los hijos

Dra. María Isabel Romero - Abogada

Generalmente, en este punto (implementación del régimen de visitas) se intenta llegar a un acuerdo entre los padres, pues son estos quienes han convivido con los menores hasta la Separación o Divorcio y conocen el quehacer cotidiano de sus hijos (horario escolar, actividades deportivas, etc.)

Pero en el supuesto que no se arribe a un acuerdo entre ambos padres, dicha cuestión se deberá someter a decisión judicial para que sea un Juez, como tercero imparcial en dicha contienda, quien decida sobre ese punto, preservando en todo momento el interés de los menores, quienes en definitiva no deben ser el botín de la Separación o Divorcio de sus padres.

Con relación a este tema, se debe tener presente que en la mayoría de los casos, el contacto entre el menor y el padre no conviviente no se limita a visitarlo en el domicilio que fue asiento del hogar conyugal, sino que dicho régimen implica la posibilidad de retirar al niño del mismo para pasar un tiempo personal e íntimo con él.

La cantidad de horas, días, semanas, etc. que pasará el padre no conviviente con su/s hijo/s dependerá del acuerdo a que hayan arribado los progenitores o de la decisión que haya adoptado el Juez, en el supuesto que estos no se hubieran logrado acuerdo alguno.

Entre las cuestiones que el Juez deberá evaluar, a la hora de establecer el régimen de visitas, se encuentran: la edad de los hijos, la influencia positiva o negativa que puede ejercer sobre los mismos el padre no conviviente, la voluntad del hijo, etc.

Otras cuestiones que puede incluir el régimen de visitas son las referidas a fechas festivas, fines de semana largos, cumpleaños y veraneos. Cuestiones que sino se acuerdan de antemano, siempre habrá oportunidad de acordar entre los padres o, en caso de no ponerse de acuerdo, finalmente establecerá el Juez.

Finalmente, con relación a este tema, cabe señalar que, en casos de especial gravedad, el padre que posee la tenencia puede solicitar la suspensión del régimen de visitas, pero ello sólo es viable cuando resulte evidente que las mismas perjudican el desarrollo psicológico del menor, como ocurre en los supuestos de malos tratos, abusos, casos de alcoholismo, drogadicción del padre, etc.

Como contrapartida, el progenitor que ejerce la tenencia de los menores tiene la obligación de permitir el fácil acceso de los hijos al progenitor no conviviente.
De ahí que la ley 24.270 establece un sistema de penas para el padre o tercero que impidiere u obstruyere ilegalmente el contacto del menor con sus padres no convivientes.

(3) Alimentos

El concepto “alimentos” comprende una amplia gama de necesidades que van mucho más allá del significado cotidiano que se le atribuye a la palabra "alimentos".

Los padres respecto de sus hijos tienen el derecho y la obligación de criarlos, alimentarlos y educarlos conforme a su condición y fortuna.

Dicha obligación no puede ser compensada con ninguna otra ni ser objeto de transacción.  El derecho a los alimentos es irrenunciable e intransferible.  A lo único que se puede renunciar es a los alimentos atrasados impagos pero nunca a las cuotas de futuras.  Este derecho no se pierde con el paso del tiempo.  No es embargable.

Dra. María Isabel Romero
Abogada
iromero325@yahoo.com

| 1 | 2 | 3 | 4 |
Tempus Psicólogos Asociados
(011) 4893-2107 | (011) 15-6191-6128 | (011) 15-4565-6853 | (011) 15-4429-9611

info@tempuspsicologos.com.ar
-.-
diseño web y hosting: www.kalfukura.com